Una grata sorpresa al final del año…

Publicado el 27 de diciembre del 2018 | ~

Por Tanya Tynjala (desde Escandinavia)

Publicado anteriormente en:

https://amazingstories.com/2018/12/resena-de-libro-mas-espacio-del-que-sonamos-de-leonardo-espinoza-benavides/?fbclid=IwAR0O0ySAC_apeiuct_aO5sHODEYOjIyP89Ny0psBJ_5gtckwiVPSKRR12C8

 «MÁS ESPACIO DEL QUE SOÑAMOS»
ESPINOZA BENAVIDES, LEONARDO
ISBN: 9789568648671
Editorial PUERTO ESCAPE (Chile)
Encuadernación Rústica
360 páginas.
Compras en Chile: Feria Chilena del Libro
Compras en el extranjero: [email protected]

 

Algunas vidas de gato eran, simplemente, cobijadas por el desierto y su belleza.
Del cuento “Mustafá”

 

Debo empezar diciendo que me ha sorprendido la juventud del autor. Yo pensaba comenzar mi reseña hablando de la gran experiencia que tenía… y me doy cuenta de que apenas roza los 30 años. Esta es una muy grata sorpresa, pues los cuentos están muy bien manejados. Los personajes son impecables, las tramas, claras y atrapadoras, el lenguaje, poético sin ser pedante. No hay ni una sola coma fuera de lugar. Este es sin lugar a dudas uno de los mejores libros que he leído este año.

Más espacio del que soñamos está catalogado por la propia editorial como un “fix-up”… y recién me entero que eso es también lo que yo escribo. Es decir, lo que yo llamo una estructura de árbol: hay un tronco común del que salen otras historias. Esas historias pueden o no estar relacionadas con el tronco.

En el caso de este libro el tronco común es una carta que le escribe a Juliain, un misterioso EF que se va a vivir a la luna, para poder cumplir su sueño de ser pintor. Y los 19 párrafos de la carta nos conducen a 19 historias que van desde el pasado al futuro, desde inteligencia artificial hasta extraterrestres. Y todas las historias nos hacen pensar en el significado de la humanidad, en la influencia de la tecnología en la vida tanto de la gente del campo, como la de la ciudad, en la manipulación de la historia para beneficio de unos pocos. No hay un solo cuento igual que el otro y todos son sorprendentes.

Muchos de los textos hablan de campesinos confrontados a una tecnología que poco entienden. Así pues, algunos se dedican a robar androides para poder revenderlos luego, como sucede en el cuento “Campos de maíz y acero”, otros recurren al exorcismo cuando el androide causa disturbios en la casa, pues en vez de creerle al ingeniero que habla de un “Malagüero” (Malware) prefieren recurrir al cura de la zona. Mientras que, al recibir la visita de un amable extraterrestre invasor, lo único que preocupa al personaje del cuento “Erz” es cómo se llaman los otros extraterrestres que visitan a cada uno de sus vecinos. Quizá el cuento más hermoso de esta índole sea “Herradura entre las zarzamoras”, que nos habla de una realidad concreta: no importa cuánta tecnología se difunda en el mundo, para la gente simple las cosas cambiarán poco y tendrán que vender sus pertenencias, aunque ellas sean consideradas parte de la familia, como el viejo caballo o el antiguo androide, ante la imposibilidad de seguir trabajando y manteniendo el campo. Los únicos que cambian, los que se vuelven dependientes de esa tecnología, somos nosotros, los “civilizados urbanos”.

Lo más agradable de estos cuentos es el impecable manejo del lenguaje que tiene el autor, cuya poeticidad me recuerda a Bradbury y Aldiss, sin que eso signifique que carece de originalidad. Muchos cuentos justamente destacan por lo original de la historia, en ningún momento nos encontramos con los mismos clichés de siempre.

Recomiendo la lectura de este libro de cuentos, no se arrepentirán de leerlo.

Comenta este artículo: